Ley 27.037

Sancionada 19/11/2014 – Promulgada 9/12/2014

El Mar Argentino conforma la ecorregión más grande del país, representando aproximadamente un tercio del territorio nacional.

Las Áreas Marinas Protegidas son espacios naturales establecidos para la protección de ecosistemas, comunidades o elementos biológicos o geológicos del medio marino, incluyendo al subsuelo, los fondos y columnas marinas asociadas, que en razón de su rareza, fragilidad, importancia o singularidad merecen una protección especial para el aprovechamiento, educación y goce de las presentes y futuras generaciones.

En tal sentido, la creación de Áreas Marinas Protegidas implica un salto muy relevante en términos de conservación, dado que importa la protección de la biodiversidad marina a escala nacional.

Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas

La Ley Nº 27.037 instituye el Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas (SNAMP) destinado a proteger y conservar espacios marinos representativos de hábitats y ecosistemas de importancia nacional. En este marco, Parques Nacionales está encargado, entre otras cuestiones, de manejar y fiscalizar las áreas marinas protegidas, así como también formular las acciones conducentes a la conservación y uso sustentable de los ecosistemas marinos, incentivar la investigación, desarrollar campañas de educación e información ambiental y elaborar e implementar los Planes de Manejo.

La norma establece cinco categorías de manejo distintas bajo las cuales pueden ser establecidas las áreas marinas protegidas, las que varían según su objetivo, determinándose luego en función de ello las diversas actividades y usos prohibidos. Las distintas categorías de manejo prevén desde sitios con prohibición total de actividades antrópicas, a excepción de la investigación científica, hasta áreas destinadas al ordenamiento de las actividades económicas en función del ordenamiento de recursos y los objetivos de conservación específica, en el marco de un plan de manejo.

Beneficios de las Áreas Marinas Protegidas (AMP)

Las AMP son herramientas para la conservación de la biodiversidad y procesos ecosistémicos encuadrados en un marco de valor intrínseco con miras al futuro. Se justifican bajo un fin principal: garantizar la conservación de especies y hábitats marinos y asegurar que el uso no afecte su distribución ni los requerimientos para la supervivencia, mantenga saludable a los procesos ecológicos y reditúe en la posibilidad de sostener actividades de uso a largo plazo. También sirven a los fines preventivos y precautorios, para mantener el potencial natural íntegro de algunos espacios identificados como importantes para la diversidad de especies y procesos.
Actualmente existen vastos estudios científicos que han logrado probar el beneficio de las AMP en general y, también, en particular sobre ciertas actividades extractivas tales como la pesca industrial y artesanal. Ello, dado que, a través de la protección de un espacio crítico para la biodiversidad, las especies objetivo de la pesca pueden incrementar su biomasa y/o en su resiliencia.
En este sentido, las AMP pueden también ser un componente esencial para determinadas actividades –tal como la pesca-, ya que cuando un ambiente y sus especies se encuentran saludables, esto puede redundar hacia los ambientes aledaños. Es decir, esto implica que las AMP se transforman en áreas fuente de ejemplares que sostienen y mejoran sustancialmente la pesca del entorno, redundando en un beneficio directo sobre las actividades extractivas de los recursos marinos.

Ley 27.037: Espacios Marítimos – Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas

 

Ver texto completo de la norma

Ver texto actualizado de la norma

Esta norma modifica o complementa a 4 norma(s). Ver aquí.

Esta norma es complementada o modificada por 3 norma(s). Ver aquí.