Imágenes inéditas de taruca registradas por cámaras trampa en Calilegua

Existen muy pocos registros de este ciervo de altura, categorizado como Monumento Natural y elegido para ilustrar los nuevos billetes de cien pesos.

Personal del Parque Nacional Calilegua obtuvo este mes valiosas imágenes y videos en alta calidad de ejemplares de taruca (Hippocamelus antisensis), en el marco del monitoreo de la especie que se lleva adelante en el área protegida.

Los registros corresponden al relevamiento realizado durante la campaña de agosto. El mismo forma parte del sistema de monitoreo de la especie acordado entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, la Administración de Parques Nacionales (APN) y las provincias con presencia de taruca, con el objetivo de generar datos que permitan obtener información sobre las tendencias poblacionales de la especie. La metodología propuesta se basa principalmente en la realización de transectas, en las cuales se registran los rastros de la especie (fecas, huellas, astas).

El Parque Nacional Calilegua se sumó a su implementación en 2017, realizado tres campañas de monitoreo desde entonces. En esta misma línea, se instalaron cámaras trampa en el Cerro Hermoso para el aporte de datos como los referidos a la composición del grupo o el estado de crecimiento de las astas en los machos, entre otros. Para definir los sitios de ubicación de estas cámaras se tuvieron en cuenta tanto avistajes previos como rastros de paso o aguadas para los cérvidos.

Todas las acciones implementadas apuntan a ampliar la base de datos sobre la población de tarucas presente en el Parque Nacional y conocer su tendencia poblacional. Los registros obtenidos constituyen información que se carga al Sistema de Información de Biodiversidad (SIB), plataforma de acceso público. De manera complementaria, se realizan actividades de educación ambiental en las localidades vecinas al área protegida, con el fin de dar a conocer la especie, su valor, su grado de protección y la importancia de conservar este singular mamífero.

Estas imágenes capturadas por cámaras trampas representan material de gran valor para el conocimiento de la especie ya que existen muy pocos registros de este ciervo de altura, elegido recientemente para ilustrar los nuevos billetes de cien pesos.

Taruca

Hippocamelus antisensis, conocido como taruca, huemul del norte o venado andino, es un cérvido que habita los pastizales y estepas de altura con terrenos escarpados y quebradas abruptas, entre los 1900 y 5000 metros sobre el nivel del mar. Se distribuye a lo largo de la Cordillera de los Andes en el sur de Perú, oeste de Bolivia, norte de Chile y noroeste de Argentina (provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y La Rioja).

En 1996, fue declarado Monumento Natural Nacional, máxima categoría de protección que puede asignarse a una especie. Según el Libro Rojo de Mamíferos Amenazados de la Argentina, publicado en 2012, se encuentra en peligro de extinción a nivel local. Por ello, es considerada Especie de Vertebrado de Valor Especial para la APN.

El Parque Nacional Calilegua protege un sector de pastizal de altura, que representa entre el 2 y el 7% de su superficie total (76.307 hectáreas). Allí alberga una población de la especie, cuya presencia fue registrada en los cerros Hermoso y Amarillo, en las Serranías de Calilegua, según consta en el SIB.

Dado que este sector se conecta hacia el norte con la Serranías del Zenta por un pequeño istmo que atraviesa el Cerro Morado, sitio en donde no se verificado la presencia de la especie, se genera una efecto de isla que dificulta la interacción con otras poblaciones. A esto se suma como problemática que, a lo largo de toda el área de distribución de la taruca por fuera del área protegida, existe un solapamiento de usos con el pastoreo de animales domésticos.

Publicada en: