APN

Mascotas en casa

Muchas personas recorren el país junto a sus mascotas, pero al visitar un área protegida nacional se debe tener en cuenta que su ingreso está prohibido y aquí te contamos por qué.

El objetivo de los Parques Nacionales es la conservación del patrimonio natural y cultural de los argentinos. Las áreas protegidas nacionales ocupan solo el 1,5% del territorio (el resto está ocupado para usos productivos – agropecuarios e industriales – y ciudades) y son sitios donde encontramos la naturaleza casi sin modificaciones, en algunos casos, en su estado prístino.

Una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en estos espacios se debe a la presencia de especies exóticas que son aquellas originarias de otros lugares del mundo y traídas al país por el hombre. Ejemplos de estas especies son los perros y gatos, animales domésticos originarios de Asia y Europa.

La presencia de estas mascotas es ajena a los ambientes naturales de la Argentina. Su instinto y comportamiento natural impactan de modo directo e indirecto en la fauna y flora local, independientemente de si el animal tiene un buen comportamiento y se encuentra con las vacunas al día. En el caso de los perros, por ejemplo, con su ladrido y olor ahuyentan a la fauna local sensible a su presencia y al sumergirse en ríos o lagos, o con sus desechos, pueden ingresar enfermedades que la afecten. Además, impactan sobre la calidad de la visita de los demás turistas, quienes van a los Parques Nacionales buscando vivenciar la naturaleza argentina en su aspecto más puro.

Por estos motivos la Administración de Parques Nacionales no permite el ingreso de visitantes con sus mascotas a las áreas protegidas – Resolución HD Nº 59-13 Reglamento para la tenencia de perros, gatos y otras mascotas en áreas protegidas nacionales -, con la única excepción de perros guías para discapacitados o perros lazarillos para no videntes.

Invitamos a todos aquellos que deseen recorrer un área protegida a comunicarse con las Intendencias (www.parquesnacionales.gob.ar), ya que muchas de ellas poseen en sus entradas caniles para poder dejar a las mascotas mientras se realiza la visita. También pueden recomendar alguna veterinaria o guardería en la cual dejar a su perro o gato mientras pasea.

Es importante no perder de vista que los Parques Nacionales existen para resguardar los ambientes y que tu visita debe tener un impacto mínimo en ellos. Se necesita el compromiso de toda la sociedad para proteger el legado natural del país para las próximas generaciones.