31 de mayo: Día Nacional del Ecoturismo

En el Año Internacional del Turismo Sustentable, los Parques Nacionales resultan destinos ideales para disfrutar del turismo en la naturaleza en ambientes tan sorprendentes como disímiles, desde las Yungas hasta la Patagonia.

En homenaje al nacimiento del perito Francisco P. Moreno, promotor de la red de Parques Nacionales de Argentina, en diciembre de 2003 se instituyó el 31 de mayo como el Día Nacional del Ecoturismo (Ley Nº25.846).

Definido por la Organización Mundial del Turismo (OMT) como “toda forma de turismo basado en la naturaleza, en la que la motivación principal de los turistas es la observación y apreciación de esa naturaleza y de las culturas tradicionales dominantes en las zonas naturales”, se trata de una actividad ideal para desarrollar en los Parques Nacionales.

El Sistema de Parques Nacionales de Argentina cuenta con 46 áreas protegidas, de las cuales 34 son parques nacionales, con una superficie total estimada de 4.441.808 hectáreas. En el “Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo”, así designado por las Naciones Unidas, estas áreas destinadas a la conservación de la diversidad natural y cultural se potencian como espacios de educación ambiental y se integran a cada destino local con una particular fragilidad que hacen de ellos sitios muy sensibles.

Argentina, con su variedad de ecosistemas es un destino privilegiado y atrayente para visitantes de todo el mundo que buscan disfrutar de distintas actividades en la naturaleza; y en este contexto, se destaca el rol de los guías de turismo que aportan con su esfuerzo cotidiano a la sustentabilidad de la actividad, consolidándola como herramienta para conservar la biodiversidad en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

 

Conocer para conservar

De norte a sur y de este a oeste, se despliegan en Argentina áreas de sorprendente belleza natural que invitan a grandes y a chicos disfrutar de la experiencia ecoturística durante todo el año. Aquí, cuatro propuestas para agendar al momento de pensar en próximas escapadas.

En el norte del país, el Parque Nacional Los Cardones conserva muestras de diferentes ecorregiones: los Altos Andes, la Puna, el Monte de Sierras y Bolsones, en donde se desarrolla el cardonal, y hasta un sector con pastizal de neblina, propio de las Yungas. Es un escenario ideal para los amantes de las travesías de altura, quienes pueden recorrer el Valle Encantado donde además del cardonal tienen su espacio el bosque de churqui y un elenco faunístico con especies como el Monumento Natural Taruca, el gato de pajonal, el guanaco y el tuco tuco.

Ubicado en la provincia de Formosa, el Parque Nacional Río Pilcomayo propone descubrir la ecorregión del Chaco Húmedo con su característico pastizal de caranday, isletas, sitios bajos inundables y el monte tupido con árboles de madera dura como el lapacho. Declarado Sitio Ramsar en 1992, cuenta entre su elenco faunístico con más de trescientas especies de aves que pueden observarse recorriendo la senda vehicular que une el estero Poí con la costa del río Pilcomayo.

En el centro del país, el Parque Nacional Sierra de las Quijadas conserva una muestra representativa del ecotono Chaco Semiárido y Monte de Llanuras y Mesetas. Aquí es posible conocer la flora autóctona mediante un sendero autoguiado donde una veintena de especies botánicas hacen su presentación. En esta área protegida ubicada en San Luis se destaca un fósil viviente, la chica, un arbusto endémico que sólo crece en los faldeos serranos del Monte. Y entre la fauna, el pichiciego menor, el más pequeño de los armadillos, el halcón peregrino y la mara.

Y en el punto más austral de Argentina, el Parque Nacional Tierra del Fuego, emplazado en la ecorregión de los Bosques Patagónicos, ofrece a los visitantes senderos de diferentes exigencias a través de los cuales puede llegarse a diversos puntos de interés como el turbal, la laguna Negra, la castorera y la Pampa Alta, atravesando el bosque de lenga y guindo.

 

Visitantes Responsables

A la hora de recorrer las áreas protegidas, para disfrutar de la visita sin riesgos y con responsabilidad, es muy importante tener en cuenta las siguientes pautas de comportamiento que nos ayudan a conservar la biodiversidad:

– informarse en las portadas y centros de visitantes al ingresar a los Parques Nacionales y Reservas Naturales
– no ingresar con mascotas (los perros y gatos son especies exóticas que alteran el comportamiento de la fauna nativa)
– consultar siempre el estado de las rutas, los senderos y el pronóstico del clima
– respetar la velocidad máxima permitida
– prestar atención a la cartelería durante todo el recorrido
– no salirse de los senderos señalizados
– no producir ruidos molestos
– no extraer plantas ni piedras
– mantener una distancia prudencial para observar a los animales, sin alimentarlos ni perseguirlos
– considerar los derechos de los demás visitantes a disfrutar de los espacios compartidos
– recordar que se transita por un área agreste: la caída de árboles y ramas es frecuente
– regresar del área protegida con los residuos generados y depositarlos en los contenedores habilitados para tales fines

 

Publicada en: