APN

Se anillaron patos de los torrentes en el Parque Nacional Los Glaciares

Los monitoreos de la especie tienen el objetivo de conocer su condición genética para comparar su distribución histórica, establecer sitios prioritarios de conservación, conocer tendencias poblacionales y, a partir de ello, tomar medidas de manejo.

Entre el 13 y el 27 de marzo personal del Parque Nacional Los Glaciares acompañó por los ríos torrentosos de la zona al biólogo Gerardo Cerón con el fin de capturar, anillar y liberar patos de los torrentes (Merganetta armata) para el monitoreo de la especie.

El proyecto involucró a las seccionales Lago Viedma y Moyano del área protegida y se realizó en el marco del estudio sobre el estado poblacional, el éxito reproductivo y los sitios prioritarios para la conservación de esta ave.

Los recorridos se hicieron caminando desde la naciente y hasta el final de los ríos Fitz Roy, Blanco, Diablo, Toro y el arroyo del Puesto. Como resultado del trabajo que involucró a guardaparques, brigadistas y participantes del Programa de Voluntariado se anillaron cinco patos de los torrentes.

Los monitoreos de la especie tienen el objetivo de conocer su condición genética para comparar su distribución histórica, establecer sitios prioritarios de conservación, conocer tendencias poblacionales y, a partir de ello, tomar medidas de manejo.

Acerca de la especie

El pato de los torrentes es un ave que habita ríos y arroyos de montaña de la región andina de Sudamérica, desde Venezuela hasta Tierra del Fuego. Su cuerpo es hidrodinámico, posee pico cónico y flexible, patas muy grandes y una cola rígida que usa como timón.

Además, posee hábitos territoriales y defiende activamente un sector del río contra individuos de la misma especie mediante distintas posturas y vocalizaciones. Esta particularidad permite visitar el territorio año a año y estudiar a las aves que allí se encuentren, tratándose de una excelente unidad muestral.

Áreas Protegidas relacionadas

El Parque Nacional Los Glaciares está ubicado en el sudoeste de la provincia de Santa Cruz, posee una superficie de 726.927 hectáreas y fue creado para preservar una extensa área de hielos continentales y glaciares, del bosque andino-patagónico austral y muestras de la estepa patagónica. Es el más extenso del Sistema Nacional de Áreas Protegidas Argentinas.

Acceder al Área Protegida