APN

Nueva oficina de la Delegación Regional Noreste

Ubicada en el Campus de la Universidad Nacional del Nordeste, en Corrientes, permitirá un fluido intercambio con investigadores.

Esta semana se terminaron de establecer nuevas oficinas técnicas de la Delegación Regional Noreste de Parques Nacionales en Corrientes, en el corazón de una región en la que los trabajos de conservación crecen día a día y que permitirá asistir con mayor efectividad a las áreas protegidas del Gran Chaco.

En el marco de un convenio de cooperación firmado entre la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y Parques Nacionales, a través de un comodato, el nuevo espacio de oficinas se ubica dentro del Campus Universitario de la institución educativa. Allí funcionará la Delegación Regional que impulsará la conformación de un equipo de administrativos, técnicos y profesionales.

Asimismo, se mantendrá una representación en Puerto Iguazú con técnicos que seguirán atendiendo temas transversales como el SIB NEA (Sistema de Información sobre Biodiversidad – Noroeste), manejo de fauna, estudios de impacto ambiental y planificación de la región además de cuestiones vinculadas al Parque Nacional Iguazú, la Reserva Natural de la Defensa Puerto Península, la Reserva Natural Estricta San Antonio, al Monumento Nacional Yaguareté y la administración del Centro de Investigaciones Ecológicas Subtropicales (CIES).

Andrés Bosso, director de la Delegación Regional, sostuvo que “este primer paso responde la visión de la Delegación NEA que elaboramos en el año 2013: estar antes del 2017 con una presencia en el corazón de nuestra región”. “Progresivamente iremos incorporando personal capacitado en planificación de áreas protegidas, monitoreo de diversidad biológica y manejo de hábitats, extensionismo rural, evaluación de impacto ambiental, ingeniería, uso público, derecho, educación ambiental, comunicación y administración, para atender las necesidades técnicas que las áreas demandan”, agregó.

Se trata de un proyecto que ofrece la posibilidad de trabajar en una iniciativa en formación con importantes desafíos por delante como el apuntalamiento del Parque Nacional El Impenetrable y del futuro Parque Nacional Iberá además del fortalecimiento de otras áreas protegidas del Gran Chaco, el trabajo en la agenda regional de los Corredores Chaqueños de Conservación y el monitoreo de especies amenazadas.

“En nuestra gestión proyectaremos un importante impulso de la investigación científica aplicada al manejo y conservación y al contacto permanente con las áreas naturales que tenemos a cargo en el marco de un ambiente académico con grandes posibilidades de acceder a capacitación técnica en diferentes disciplinas brindadas por la UNNE, la casa de estudios más prestigiosa de la región” concluyó Bosso.