APN

Renuevan el Sendero Macuco en el Parque Nacional Iguazú

Se trata de un circuito que permite a los visitantes explorar la selva misionera en estado natural.

 

A comienzos de esta semana finalizó el trabajo de remodelación en los primeros 500 metros del Sendero Macuco que implicó elevarlo con piedra triturada y darle un metro de ancho  para facilitar la caminata de los visitantes.

El tramo renovado que empieza en la Estación Central y continúa por las vías del tren hasta la ruta interna del Parque Nacional Iguazú tiene la característica de ser un ambiente húmedo que en días de lluvias generaba barro haciendo imposible transitarlo. A partir de esta obra, los amantes de las caminatas en la selva podrán transitar los 7.000 metros – ida y vuelta – que tiene en total este circuito a través de una galería natural que permite apreciar la biodiversidad de la selva misionera protegida por el Parque Nacional.

Sendero Macuco

Este sendero lleva el nombre de un ave de la familia de las perdices sudamericanas, más grande que una gallina y de coloración parda. El ingreso está permitido de 8 a 15 hs y debe procurarse terminar su recorrido con luz natural.

Durante los primeros 3.200 metros la dificultad de la caminata es baja y pasa a ser media en los últimos 300 metros hasta llegar al Salto Arrechea, el más agreste del área Cataratas. El tiempo estimado de recorrido es de 3 horas en total.

La espesura del ambiente que lo rodea dificulta el avistaje de fauna, por lo que sugiere agudizar los sentidos, transitar con cuidado y observar las huellas de los animales y la amplia y colorida variedad de mariposas y pájaros.

En esta caminata pueden observarse monos caí, debido a que este es su territorio natural. Son animales arborícolas, inquietos y muy curiosos que se desplazan en manadas de no menos de 20 individuos. Se alimentan de frutos y la selva tiene todo lo que ellos necesitan. Como en toda área protegida se debe observar el comportamiento de la naturaleza sin interferir, por lo que está prohibido acercarse a ellos o alimentarlos.

A lo largo del trazado de este sendero existen 6 estaciones interpretativas que ayudan a comprender parte de toda la rica biodiversidad de la región y finaliza al borde del cañón del Iguazú. Hace milenios, las Cataratas se encontraban en ese punto y fueron retrocediendo hasta su actual ubicación. Hoy, su lugar es ocupado por muchos cursos de agua que desembocan en el Río Iguazú como el Arroyo Arrechea que antes de finalizar su trayectoria sorprende con una cascada paradisíaca de 20 metros de altura.