APN

Registran el nacimiento de yacarés en la Reserva Natural Formosa

Las imágenes fueron tomadas con una cámara trampa que se había colocado para monitorear el nido.

En la Semana Mundial del Ambiente un informe de la Reserva Natural Formosa realizado a partir del registro visual del nacimiento de una camada de yacarés reveló cómo interactúan distintas especies de animales en un ecosistema protegido.

Durante el Censo Neotropical de Aves Acuáticas que se realizó este verano en el Madrejón de Maradona en la Reserva Natural se detectó un nido de yacaré y se decidió ubicar una cámara trampa para poder monitorearlo. El mismo se identificó como un montículo de hojarascas, tierra y otros desechos orgánicos, cubierto por encima por ramas finas con una envergadura circular de 1.7 m de diámetro. Al revisarlo para determinar si era un nido activo – y al poco tiempo de extraer la hojarasca – se dio con huevos de 8.5 cm x 5.5 cm aproximadamente, de forma elíptica, calcáreos, blancos, de textura rugosa típica del Caimán Negro (Caimán yacaré).

Al tomar el huevo los guardaparques y científicos que estaban realizando el censo percibieron que la cría se movía cuando en una sola maniobra brusca y violenta rompió el cascarón, asomó la cabeza y comenzó a emitir un chillido. Colocaron el huevo en el suelo para permitir que terminara de salir y tomaron fotografías y medidas para su registro. Luego dejaron a la cría semicubierta en el nido y se retiraron para no perturbarla y continuar con la tarea del censo de aves. Al día siguiente colocaron una cámara trampa para monitorear el nido, activa las 24 horas.

Durante 15 días se registraron 47 videos con actividad, todos de fauna autóctona, sin registros de especies exóticas. En el primer registro de actividad del yacaré se vio cómo la hembra acarreaba a sus crías de a una por vez en su boca y las llevaba al agua con mucho cuidado. El traslado y el desarme del nido le llevó 3 horas y media.

En la filmación se pudo observar cómo otros animales interactuaron con los restos del nido que convocó a varias especies de aves y  mamíferos del monte, pero sólo se presentaron luego de ocurrida la eclosión, no antes.

Luego de que el nido fuera abandonado un Mayuato (Procyon cancrivorus) llegó atraído seguramente por el olor de los recién nacidos. Más tarde se pudo ver un grupo de ejemplares de Ipacaá (Aramides ypecaha) que desarmaron, escarbaron y limpiaron por completo el nido desechado – en el video se los ve corriendo con los cascarones en sus picos -. También llegaron al sitio otras aves como el Zorzal Gato (Tardus amaurochalinus), Arañeros, Charatas (Ortalis canicollis), Pico de plata (Hymenops perspicillatus) y otras aves menores a las que se las pudo ver alimentándose de restos de huevos y de insectos que se congregaban en el nido en desuso.

Posteriormente llegó al sitio un ejemplar de Oso Hormiguero (Myrmecophaga tridactyla) a quien se lo vio olfatear el nido y luego alejarse  pisoteándolo. Asimismo se registraron dos videos en los que se vio a un Gato Montés (Leopardus geoffroyi) – se trata de la primera vez que se lo registra en video – que olfateaba minuciosamente los bordes del nido muy alerta para luego, confiado, marcar territorio orinando y defecando.

El Madrejón de Maradona

El Madrejón de Maradona es un antiguo curso del río Bermejo y conforma unos de los cuerpos más estables de la Reserva Natural Formosa, es decir, que permanece con agua casi todo el año por el régimen de lluvias, parcialmente cubierto por vegetación flotante, sumergida y semisumergida. Por esa razón, conserva muchas aves y fauna acuática como los yacarés además de varias especies de peces. El bosque que lo rodea es mixto, del chaco semi-árido, con ejemplares de algarrobo, quebracho colorado, timbó y duraznillos, entre otros.