APN

El Delta de Entre Ríos fue declarado sitio Ramsar

2 de febrero – Día Mundial de los Humedales

Es el primer sitio interjurisdiccional que será administrado por las provincias de Entre Ríos y Santa Fe y la Administración de Parques Nacionales. De esta manera, los Parques Nacionales Predelta e Islas de Santa Fe, se suman a las 5 áreas protegidas nacionales que contaban con esta denominación internacional.

 

 

La declaración como Sitio Ramsar de estas 240.000 hectáreas se concretó el pasado 27 de enero, días antes del Día Mundial de los Humedales, de manera tal que la extensión total a nivel nacional de humedales que cuentan con esta denominación pasó a ser de 5.625.407 hectáreas.

Las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, junto a la Administración de Parques Nacionales trabajaron mancomunadamente en las gestiones para conseguir esta designación que implica la protección de un corredor biogeográfico en el que conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas que generan una gran diversidad de ambientes, flora y fauna. El Delta del Paraná, localizado en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, comprende humedales continentales de origen fluvial asociados a la llanura de inundación del río Paraná, en sus tramos medio e inferior.

Convención Ramsar

Ramsar es un tratado intergubernamental dedicado a la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. Actualmente, existen alrededor de 2200 humedales en todo el mundo incluidos en este tratado. En la Argentina alcanza 22 sitios, 7 de ellos ubicados dentro de áreas protegidas nacionales: los Parques Nacionales Predelta, Islas de Santa Fe, Laguna Blanca, El Palmar, Río Pilcomayo, el Monumento Natural Laguna de los Pozuelos y la Reserva Natural Otamendi.

¿Qué son los humedales?

Los humedales son áreas inundables en las que el agua es el regulador principal que determina el tipo de comunidad biológica que lo habita. Numerosas especies vegetales y animales dependen de estos ecosistemas para vivir. Además, realizan una contribución fundamental a la salud y el bienestar humano. Entre ellas se pueden mencionar el almacenamiento de agua, la regulación de caudales, la recarga de aguas subterráneas, la fijación de dióxido de carbono y la retención y exportación de sedimentos y nutrientes.

Las plantas absorben los nutrientes del suelo y el agua y los almacenan en sus tallos, hojas y raíces. Además, en las lagunas y llanuras de inundación donde se encuentran densas formaciones vegetales, como los lechos de juncáceas, también actúan como barreras físicas que frenan el agua y retienen los sedimentos. La retención de sedimentos y nutrientes aumenta la fertilidad y productividad natural de las llanuras inundables y contribuye a mejorar la calidad del agua.