APN

Cómo evitar la propagación del alga Didymo

Las especies exóticas invasoras representan una de las principales amenazas para la conservación de la biodiversidad y los ambientes naturales y son una de las causas de importantes pérdidas económicas y de impacto social.

 

El caso del alga Didymo representa un desafío particular porque es microscópica y su control resulta difícil por lo cual se requieren acciones de contención y de identificación de áreas de alto valor que aún se mantengan libres de su presencia para frenar su propagación.

Las costumbres de higiene son fundamentales para evitar la propagación en especial en esta época del año en la Argentina, cuando los ríos de la Patagonia atraen a pescadores deportivos de todo el mundo.

La higiene, la desinfección, revisación, limpieza y secado de los elementos utilizados en la pesca deportiva, además de las embarcaciones, de los equipos inclusive las botas de vadeo que poseen un fieltro difícil de limpiar, son parte de las medidas que se deben adoptar para frenar el avance del alga.

3 simples pasos

  • RETIRAR restos de vegetación, barro, algas, sedimento y agua de los equipos y embarcaciones antes de abandonar lagos y ríos.
  • REMOJAR todo lo que estuvo en contacto reciente con el agua durante al menos un minuto en un recipiente de agua con lavandina (200 ml) cada 10 litros de agua (un balde doméstico) o en agua caliente por encima de 60º. Los equipos que absorban agua (chalecos salvavidas, botas de vadeo, waders) debe dejarse en remojo al menos 30 minutos para asegurar su limpieza.
  • SECAR. Si la limpieza no es posible, dejar secar totalmente los equipos al sol y esperar 48 hs. antes de volver a usarlos en otro sitio.

 

En el sitio argentino del reglamento de pesca deportiva continental patagónico 2015/2016, se advierten y detallan medidas de bioseguridad para evitar la introducción y dispersión de organismos exóticos invasores, en primer término menciona al alga Didymo pero la lista abarca a otras cuatro especies más.