APN

Un mal precedente contra las áreas protegidas

En defensa del Bosque Nativo

Ante la suspensión de la audiencia pública prevista para el día de hoy en el marco del juicio por la tala de más de 200 ejemplares de lenga y guindo ocurrida en el Parque Nacional Tierra del Fuego en el año 2005, la Administración de Parques Nacionales (APN) solicitará al tribunal que entienda la gravedad de un hecho que afectó al Área Protegida.

Las autoridades de Parques Nacionales solicitaron hoy que ante la destrucción del Bosque Fueguino es necesaria una sanción ejemplificadora para los responsables de la tala.

Asimismo, la APN indicó que esta decisión del Tribunal sienta un precedente sumamente negativo en lo referente a la protección de los recursos naturales; en momentos en que los tribunales de todo el planeta, ante la gravedad de la deforestación, comienzan a considerar al ambiente como sujeto de derecho.

Cabe recordar que en mayo de 2014 la Sala IV de la Cámara de Casación desechó la primera “probation” y dispuso la realización del juicio oral y público, ante el recurso presentado por el Ministerio Público Fiscal y la querella.

El abogado Juan Manuel Ubeira, representante del Organismo de conservación ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal expresó que “Es la primera vez en 30 años de profesión que veo a un tribunal alzarse contra una decisión de la Cámara de Casación Penal, favoreciendo a los imputados”.

A mediados de 2005 se constató que el camino que la empresa Patagonia Spirit estaba abriendo para unir la Ruta 3 con la Bahía San José invadía la superficie del Parque Nacional Tierra del Fuego en tres puntos. En la traza se rompieron alambrados y mojones que determinaban el límite del Parque Nacional Tierra del Fuego. Tras la denuncia, los peritajes arrojaron como resultado que la distancia total del trazado dentro del Área Protegida tendría un largo de 379 metros, para lo que se habrían cortado entre 216 y 255 árboles .

Los tres acusados por el desmonte debían comparecer ante el Tribunal en el día de hoy, pero el pedido de una segunda “probation” por parte de la defensa fue aceptado por el Juzgado, y como resultado se canceló el proceso previsto.