APN

Nuevos avistajes en el área protegida

Parque Nacional Chaco

Luego de más de dos décadas, se volvió a observar la presencia de un oso hormiguero, además de una nueva especie de ave para la región.

El Parque Nacional Chaco conserva un territorio de 15.000 hectáreas de los ambientes típicos del chaco húmedo, dando refugio a una gran diversidad faunística que son del deleite de muchos visitantes y observadores de la naturaleza.

El trabajo de campo que se viene realizando en los últimos meses abrió el camino para que se realizaran importantes observaciones. En primer término se confirmó la presencia de una nueva especie de ave para el área y la región, la lechucita canela (Aegolius harrisii), sumándose a un elenco de más de 350 especies, trasformando al Parque en una región ideal para la observación de aves.

Por otra parte, se pudo también observar un oso hormiguero adulto (Myrmecophaga tridactyla); el primer avistaje en más de dos décadas en el territorio del Parque Nacional Chaco, el cual sumado a los frecuentes registros de rastros y huellas de la especie, llevan a confirmar la presencia en la región de un grupo pequeño de individuos.

Uno de los objetivos principales de las áreas protegidas es proteger el ambiente de manera tal que sea propicio para la vida de especies que de otra manera no tendrían un hogar donde desarrollarse. Poder volver a avistar fauna que no se observaba hace tiempo y descubrir nuevas especies en el área es producto directo del arduo trabajo que se realiza en los Parques Nacionales de nuestro país para la conservación de los ecosistemas.