APN

Arqueología Marítima en el Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral

Un viaje al pasado

El mes pasado se realizó el primer trabajo de campo de un proyecto de arqueología marítima que se está llevando a cabo en el Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral (PIMCPA), en la provincia de Chubut.

 

Este proyecto, financiado por el Programa de Participación de la UNESCO, denominado “Conocer para valorar, valorar para proteger: aportes para la implementación de la Convención UNESCO de Patrimonio Cultural Subacuático”, está a cargo de la Dra. Mónica Grosso y el Arq. Cristian Murray, investigadores del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (Ministerio de Cultura de la Nación). Asimismo, cuenta con el apoyo de la Administración de Parques Nacionales, destacándose la colaboración que prestan la Delegación Regional Patagonia y la Intendencia del Parque, particularmente a través de la arqueóloga Soledad Caracotche y el intendente Germán Solveira.

El proyecto busca identificar y caracterizar los recursos culturales vinculados a la historia marítima que se encuentran en la costa y en el fondo marino del PIMCPA, y de ese modo contribuir al conocimiento y conservación de este singular patrimonio. Este Parque, que fue creado en 2007, se extiende a lo largo de 180 km de una costa recortada por numerosas bahías y caletas, que junto con más de cuarenta islas e islotes le confieren rasgos únicos dentro del litoral patagónico. Es una de las pocas áreas protegidas a nivel nacional que incluye el espacio marino y está administrada conjuntamente por la Administración de Parques Nacionales y la Provincia de Chubut.

Los trabajos realizados durante la reciente campaña, que tuvo una duración de 20 días, se enfocaron en el sector norte del Parque. Las áreas estudiadas se seleccionaron a partir del análisis de diversas fuentes; el trabajo consistió en relevamientos sistemáticos a pie por la línea de costa y con equipos de buceo en el fondo marino. Se relevaron restos de embarcaciones y materiales asociados a la navegación, algunos de los cuales se conocieron a partir de información suministrada por pobladores de Camarones y Puerto Madryn.

Los trabajos arrojaron resultados muy positivos, confirmando el interés que reviste toda esta zona para la arqueología marítima. Se registraron diversas estructuras de madera que corresponderían a cuatro embarcaciones cuya tecnología constructiva se interpreta que procede del siglo XIX.

Precisamente durante ese siglo se registró en esta zona una intensa actividad de buques de diversos orígenes, principalmente ingleses, franceses y norteamericanos, que explotaban los abundantes y poco vigilados recursos naturales que había allí, como ballenas, lobos marinos, pingüinos y guano. También se relevaron restos de botes a remo, anclas, cabrestantes y otros materiales vinculados con las factorías que funcionaron en la Isla Leones durante la segunda mitad del siglo XIX o con el funcionamiento del faro de esa isla, activo entre 1917 y 1968.