APN

Activan el protocolo de seguridad en el área cataratas

Debido a un inminente aumento en el caudal y la altura del Río Iguazú se ha dado inicio a la aplicación del protocolo de seguridad en las pasarelas del Circuito superior del área Cataratas, del Parque Nacional Iguazú, procediendo al cierre preventivo del acceso al mirador de la Garganta del Diablo.

El intendente del Parque Nacional Iguazú, Juan Sergio Bikauskas, junto al ingeniero Marcelo Zuliani, gerente de Operaciones de la empresa concesionaria “Iguazú Argentina” informaron que, a partir de hoy, se desplegará el operativo de rebatimiento de pasarelas en el Circuito Garganta del Diablo en el Parque Nacional Iguazú, de acuerdo a los protocolos de seguridad establecidos.

Cuando el Río Iguazú tiene un caudal normal, las barandas de las pasarelas están levantadas y permiten la circulación de visitante hasta el mirador de la Garganta del Diablo. Cuando sube, estas estructuras se rebaten para permitir que el flujo de agua pase libremente, reduciendo la resistencia al agua y a los elementos flotantes que arrastre el caudal.

En algunas ocasiones – como sucede actualmente – el nivel del río es muy alto y la velocidad del flujo de agua aumenta considerablemente. Es entonces cuando se procede a desprender las pasarelas de sus sostenes, para no comprometer la estabilidad de esas estructuras de hormigón. Una vez que la crecida baje nuevamente, se rearman los tramos montando la estructura.

Esta metodología de trabajo, propuesta, aprobada y conducida por la Administración de Parques Nacionales se aplica con el moderno sistema de pasarelas, caracterizadas por un desarrollo arquitectónico ecológico, y diseñadas especialmente para que ante este tipo de sucesos naturales, se resguarden los pilotes estructurales evitando así que el circuito se cierre por años como ocurría con la infraestructura anterior.

Durante todo este procedimiento el Parque Nacional Iguazú permanece abierto, y quienes estén visitando el mismo podrán disfrutar con los estándares de seguridad adecuados de este evento especial en el resto de los atractivos.

Debido a los sistemas de monitoreo del río vigentes, es posible hacer un seguimiento permanente del mismo, y poder establecer con precisión el día en el que el caudal bajará, y así llevar adelante la tarea de rearmado.

La Intendencia del Parque Nacional Iguazú y la empresa concesionaria del Área Cataratas, Iguazú Argentina, mantendrán una información coordinada, fluida y constante de la evolución de esta crecida.

Publicada en:
Compartir: