APN

Segundo operativo de limpieza de residuos de Los Siete Lagos

Las dos jornadas que conformaron el operativo de limpieza de residuos, realizadas los pasados 26 y 27 de abril,  fueron  un claro ejemplo de la fina sintonía que puede lograrse entre la población de Villa La Angostura y el Parque Nacional Nahuel Huapi. El número de voluntarios se incrementó en un 45% respecto de la campaña realizada en 2013 y el volumen de basura embolsada  superó, ampliamente, los dos contenedores previstos.

La participación de familias completas en el operativo de limpieza – que abarcaban un rango de edad entre los 5 y los 76 años – demostró que la concientización de la custodia del medio ambiente es transversal para todas las generaciones. En las jornadas no sólo se levantó basura, sino que también pudo gestarse y reafirmarse esa verdadera conciencia colectiva.

Pobladores y agentes del Parque Nacional se reunieron en la Plaza de Los Pioneros de la Villa, frente al Cuartel de los Bomberos Voluntarios. Cabe destacar que ni siquiera la lluvia desalentó a niños y adultos que se presentaron, puntuales, para partir con rumbo norte. El bus y siete camionetas, sumadas al camión de la Administración de Parques Nacionales, cumplieron el arribo al primer objetivo: los lagos Falkner y Villarino. Una vez allí, un grupo se desprendió para levantar los residuos del estacionamiento de la cascada Ñivinco, y otro, de la pequeña playa del lago Escondido.

Así, se sucedieron los parajes previstos, mientras la hilera de vehículos enfilaba hacia el sur, para acceder a cada una de las zonas de acampe agreste concesionadas; de uso diurno; de campings libres, donde se permite acampar y hacer fuego y de playas y miradores. Estos parajes se van enhebrando a lo largo de la emblemática Ruta de Los Siete Lagos.

En el río Pichi Traful se levantó escrupulosamente toda la basura y se propuso realizar un almuerzo a la canasta, del que participaron tanto voluntarios como personal de la Administración de Parques Nacionales.

Luego, se sucedieron la entrada al lago Espejo Chico, el río Ruca Malen, el mirador del lago Correntoso, la laguna Baley Wills, para terminar la jornada en Bahía Guardaparque del lago Espejo, donde se realizaron festejos y sorteos, en los cuales todos tuvieron premio y se fueron con la enorme satisfacción de la tarea cumplida.

Imposible obviar, que los protagonistas indeseables de la jornada fueron los residuos, aunque cabe acotar que, en el 80% de los parajes, se encontró menos basura que en la edición del año pasado. Las más comunes y multiplicadas fueron las botellas de plástico, bolsas volátiles de polietileno, envases de tetra pack, toallas femeninas, verdaderos “nidales” de botellas de vidrio, zapatillas, pañales, etc. Los más exóticos, que merecieron premios a quiénes los encontraron, fueron  silenciadores de autos, un termotanque, sondas nasogástricas, piletones de material para lavar la ropa, almohadas, tablas de inodoro, arbolitos de navidad y hasta un calefón, que nos haría recordar por el variopinto de deshechos, a alguno de los versos de Discépolo.

Al fin de la jornada, todo quedó como cuando había sido creado, o por lo menos, eso es lo que se intentó. No sólo se incrementó el número de voluntarios – 71 personas entre las dos jornada: la cantidad de basura embolsada y transportada en la Ruta Nacional 40 por el camión de la Administración de Parques Nacionales de regreso, sumó un contenedor más. Sin embargo, fue menor al volumen recogido en los mismos puntos el año pasado. Si a esto se suma, que en la temporada reciente, estos lugares de acampe y paseo arañaron el 100% de ocupación, la lectura es promisoria.

La Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi y la zona norte, en donde se desarrolló el operativo, hacen expreso su agradecimiento por la participación y el compromiso de cada uno de los voluntarios, que formaron parte de las segundas jornadas de limpieza de residuos de Los Siete Lagos. Además se felicita a los 19 integrantes del grupo Búsqueda y Rescate en Zonas Agrestes (BRZA) de Villa La Angostura que, junto a agentes de conservación del Parque Nahuel Huapi, levantaron en la Ruta 231 – entre la Aduana y la Frontera – dos contenedores de bolsas de basura. Por otra parte, se multiplica el agradecimiento a cada uno de los voluntarios, que el pasado 27 de abril, conformaron una verdadera brigada de limpieza y, fundamentalmente, un insustituible encuentro familiar, donde la predisposición de las 52 personas inscriptas, hicieron que se colmara el micro que la intendencia del área protegida envió a Villa La Angostura, debiéndose anexarse cinco móviles más de la Administración de Parques Nacionales y camionetas particulares, que se sumaron a la caravana.

Voluntarios

Justo es destacar que el guardaparque Leonardo Pussetto, de la Seccional Espejo, se volvió a poner en el hombro la coordinación de la jornada de limpieza, que terminó con un éxito concreto.

Pero también, la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi saluda y felicita, uno por uno, a los voluntarios que participaron de la propuesta. Ellos son: Anabel Barría, Pablo Beheran, Tomás Beheran, Carmen Ortiguela, Julieta Krause, Carina Paradell, Anthony Hawes, Joaquina Hawes, Clementina Kcanoura, Lorenzo de la Cruz, Facundo de La Cruz, Mariano de La Cruz, Martina Carregal, Stella Maris Torres, Jorge Oliwa, Graciela Pasarelli, Adolfo Klajman, Facundo Pussetto, Joaquín Pussetto, Ana Laura Strero, Damián Olivero, Morena Puca, Marcela Rojas, Graciela Viera, Patricia Pérez, Damián Bermejo, Jazmín Volpe, Sebastián Sarlinga, Adrian Sepúlvera, Angeles Sisterna, Eduardo Marigual, Leandro Arce, Maribel Matta, Franco Marigual, Tobías Marigual, Agustín Arce, Mateo Arce, Adriel Larroca, Josías Larroca, Sebastián Monti, Maximiliano Reyes, Carolina Moncaglieri, Tomás Reyes, Azul Reyes, Isabella Monti, María Marta Knebel, Muriel Berridi e Irma Bustamante, quién además, colaboró con esta cobertura de prensa.