APN

Las áreas protegidas como instrumento para el desarrollo sostenible

A partir de la invitación de la embajadora argentina ante Naciones Unidas, María Cristina Perceval, el presidente del Directorio de la Administración de Parques Nacionales, Gpque. Carlos Corvalán, participó en la octava Reunión del Grupo de Trabajo Abierto sobre “Objetivos de Desarrollo Sostenible” que se está llevando a cabo en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Izq. Corvalán en la 8º Reunión del Grupo de Trabajo Abierto sobre Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU/ Der. Corvalán junto a María Cristina Perceval, embajadora argentina ante Naciones Unidas.

Izq. Corvalán en la 8º Reunión del Grupo de Trabajo Abierto sobre Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU/ Der. Corvalán junto a María Cristina Perceval, embajadora argentina ante Naciones Unidas.

Corvalán brindó una exposición articulada con Bolivia y Ecuador en la que habló de la necesidad de encauzar y controlar el despliegue en el espacio del desarrollo inclusivo mediante un ordenamiento territorial que salvaguarde e integre los valores de biodiversidad y los derechos territoriales, socioambientales y culturales de los pobladores.

Sostuvo que para lograrlo, algunos instrumentos esenciales son las áreas protegidas, en sus diversas categorías de manejo, que incluyen las de uso sustentable de los recursos; la creación de nuevas áreas protegidas en las ecorregiones que aún no poseen; la generación de Corredores de Conservación para aumentar la coherencia en la protección de la biodiversidad; y gestionar en esas zonas planes de Uso Sustentable de los recursos nativos y regularización de tierras para la mejora e inclusión de las poblaciones rurales involucradas. Todos desafíos considerables para agencias ambientales nacionales como la Administración de Parques Nacionales, en Argentina.

Bosques Nativos

Otro punto relevante de la exposición fue el de los Bosques. En el caso de Argentina, desde el 2007 hay una ley de Bosques Nativos que establece su ordenamiento, conservación y uso sustentable. Corvalán remarcó que es imperativo el apoyo y la concertación internacionales para el fortalecimiento de los poderes del Estado en sus esfuerzos por ordenar el desarrollo con sujeción a la ley y reducir e internalizar sus costos ambientales implícitos; especialmente en las regiones periféricas de países como Argentina, Ecuador y Bolivia.

La reunión comenzó el día lunes y se extenderá hasta el 7 de febrero. El grupo de trabajo está formado por 30 miembros y su constitución surgió a partir de la Conferencia Río+20 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible) realizada en Río de Janeiro, en junio de 2012. La tarea del grupo consiste en emitir una propuesta de objetivos de desarrollo sostenible para someterla a la consideración de la 68ª Asamblea General (2013-2014).