APN

Flora

Entre la flora que convive en este patrimonio natural, aparecen especies típicas del ecosistema selvático como  enredadera y lianas que, buscando luz, logran competir exitosamente con los árboles más altos, apoyándose sobre sus ramas. Otro aspecto típico del ambiente son la cantidad y diversidad de epífitas que se adhieren a la corteza de los troncos como hongos en repisa, orquídeas, claveles del aire. La comunidad arbórea reúne muchas especies que varían según los niveles de altura, desde los valles hasta las crestas de las serranías. En los niveles más bajos aparecen el jacarandá, el peteribí, el viraró y la quina. Una habítante  especial, debido a su comportamiento, es la maroma, cuya semilla germina en la rama de un árbol, expande y alarga sus raíces hasta el suelo y luego desarrolla su tronco y ramas envolviendo y  ahogando el ejemplar que le daba sostén. En las zonas intermedias de las laderas hasta alrededor de los 1400 metros, están los cedros salteños, el lapacho amarillo, el horco-molle, el nogal criollo y otros más. Por encima de esta altitud el carácter de bosque del ambiente muestra especies como la conífera  pino del cerro, el aliso y el nogal.

Entre la flora que convive en este patrimonio natural, aparecen especies típicas del ecosistema selvático como  enredadera y lianas que, buscando luz, logran competir exitosamente con los árboles más altos, apoyándose sobre sus ramas.

Otro aspecto típico del ambiente son la cantidad y diversidad de epífitas que se adhieren a la corteza de los troncos como hongos en repisa, orquídeas, claveles del aire.

La comunidad arbórea reúne muchas especies que varían según los niveles de altura, desde los valles hasta las crestas de las serranías. En los niveles más bajos aparecen el jacarandá, el peteribí, el viraró y la quina.

Una habítante  especial, debido a su comportamiento, es la maroma, cuya semilla germina en la rama de un árbol, expande y alarga sus raíces hasta el suelo y luego desarrolla su tronco y ramas envolviendo y  ahogando el ejemplar que le daba sostén.

En las zonas intermedias de las laderas hasta alrededor de los 1400 metros, están los cedros salteños, el lapacho amarillo, el horco-molle, el nogal criollo y otros más.

Por encima de esta altitud el carácter de bosque del ambiente muestra especies como la conífera  pino del cerro, el aliso y el nogal.

Compartir: