APN

Flora

El Monte de Sierras y Bolsones se extiende exhibiendo sus características y resinosas jarillas, por los valles más bajos, a unos 1.600 metros sobre el nivel del mar. Aquí también se encuentran ejemplares de una especie en riesgo de extinción, el retamo (Bulnesia retama), arbusto de durísima madera, utilizado históricamente como recurso, también, por la cera que recubre sus ramas jóvenes. Más arriba, en las estribaciones y los filos de las sierras, hasta los 4300 metros sobre el nivel del mar, se advierte la naturaleza característica de la Puna y de los Altos Andes, con sus gramíneas de hojas duras, los coirones y las verdes yaretas, cuyas ramas y hojas crecen extendiéndose por el suelo, sin alcanzar alturas mayores a los pocos centímetros. Dos plantas son exclusivas de esta zona: Mulinum etchegarayi y Trichlocline cinerea.  

El Monte de Sierras y Bolsones se extiende exhibiendo sus características y resinosas jarillas, por los valles más bajos, a unos 1.600 metros sobre el nivel del mar. Aquí también se encuentran ejemplares de una especie en riesgo de extinción, el retamo (Bulnesia retama), arbusto de durísima madera, utilizado históricamente como recurso, también, por la cera que recubre sus ramas jóvenes.

Más arriba, en las estribaciones y los filos de las sierras, hasta los 4300 metros sobre el nivel del mar, se advierte la naturaleza característica de la Puna y de los Altos Andes, con sus gramíneas de hojas duras, los coirones y las verdes yaretas, cuyas ramas y hojas crecen extendiéndose por el suelo, sin alcanzar alturas mayores a los pocos centímetros. Dos plantas son exclusivas de esta zona: Mulinum etchegarayi y Trichlocline cinerea.

 

Compartir: